ENTERTAINMENT

Aprender un nuevo idioma no tiene porque suponer un gran esfuerzo si se enseña de manera divertida. Tus hijos siempre querrán jugar contigo, ya sea en su lengua materna o en un segundo idioma, aprovéchate de ello e intenta jugar con ellos en inglés, seguro que no se niegan a divertirse.